Iniciativa Socialista (portada) Para girar Madrid… en verde

José María Mendiluce

Iniciativa Socialista, número 68, primavera 2003. José María Mendiluce es candidato de Los Verdes a la Alcaldía de Madrid en las elecciones del 25 de mayo. Entrevistado por Armando Montes.

Iniciativa Socialista.-  Perdona la indiscreción: ¿por qué alguien como tú, eurodiputado y trotamundos solidario, ha decidido ir de Europa a Madrid, para encabezar una candidatura verde y libertaria?
José María Mendiluce.- No me identificó con lo de "ir de Europa a Madrid". Quiero ayudar a que Madrid se alce hacia la mejor Europa, pero también contribuir desde Madrid, asumiendo un reto político no testimonial, a la creación de una verdadera Europa política y a la formación de un Partido verde europeo transnacional. La Unión Europea está en mano de los gobiernos, con los que chocamos una y otra vez desde el Europarlamento en las no pocas ocasiones en las que logramos aprobar resoluciones progresivas. Hay que ganar los ayuntamientos, las regiones y los gobiernos nacionales o estatales para un proyecto europeo autónomo basado en valores de libertad, solidaridad y convivencia. Y Madrid puede jugar un gran papel en ello, porque, como canta Paco Damas, "Madrid es mucho Madrid". Tras la caspa, hay otro Madrid, el Madrid de "El laboratorio", de "Cultura contra la guerra", de las mujeres que mes tras mes se juntan los días 25 para luchar contra la violencia de género… España no puede quedar al margen de la tendencia europea hacia la consolidación de un espacio de izquierda verde de acción y de gobierno significativo, en muchos casos decisivo, un proyecto que dice: no podemos seguir viviendo de la misma manera, no hay, ni sería saludable que lo hubiese, más y más de lo mismo para todos. Tenemos que construir, en común y con todos los tanteos que sean necesarios, otra forma de civilidad global. Miles y miles de jóvenes aspiran a eso, y no encuentran respuesta en formas tradicionales de la izquierda, a las que respeto y con las que deseo colaborar. Es preciso que tengan un espacio en la política democrática. Queremos crearlo con ellos y ellas, aprendiendo más que enseñando. Si no lo logramos ahora, espero que ellas y ellos mismos harán el camino, y entonces nos sumaremos con entusiasmo y humildad.

IS.- Voy a ser algo grosero: ¿no vas a dividir el voto de la izquierda?
JMM.- El voto futuro no es propiedad de nadie. Hace varios meses propuse a Trinidad y a Inés, a PSOE y a IU, que organizásemos en común unas elecciones primarias abiertas para elegir una candidatura unitaria, a lo que no hubo respuesta. Así que hay tres candidaturas progresistas significativas al Ayuntamiento de Madrid… y puede haber más, porque yo no quiero descalificar a nadie que decida presentarse y tenga cosas que decir. Pero todo esto es secundario, baja política. Vivimos una sublevación ciudadana contra el Partido Popular, existe una mayoría que está harta de su soberbia y de su desprecio hacia la sociedad. La forma indigna en que nos han metido en una guerra cruel, tanto más brutal cuanto más absurda es, ha entregado el protagonismo político a la juventud, a la gente de la cultura, a todas y todos los que hemos estado en la calle, en los paros, en las concentraciones. Ponerse a discutir sobre la propiedad de los votos sería ruin y mediocre. Toda la izquierda puede y debe crecer, arrebatando votos liberales y pacíficos al Partido Popular, mostrando que Gallardón se ha convertido en vasallo de Aznar y de Botella, movilizando la anterior abstención, atrayendo el voto libertario de la juventud… Ese es el reto, hay que hacer planteamientos positivos, con ánimo de convencer y no, con ánimo perdedor,  de "atar" votos dados de mala gana. Hay que ganar creciendo. Quiero que toda izquierda crezca y aspiro a que L@s Verdes -ponlo con @, así es nuestro logo- seamos una fuerza decisiva en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Vamos a por ello, y nuestra representación va a ser decisiva para lograr mayorías de izquierda y progresistas. La izquierda puede crecer en verde.

IS.- Ligas guerra y elecciones. ¿No es oportunista?
JMM.- No. Sería absurdo considerar que no es "tema electoral" aquello que ha movilizado a centenares de miles de personas. En la calle se ha gritado "dimisión", y está muy bien. Pero no van a dimitir por su propia voluntad. Hay que echarles. Democráticamente. El primer paso es que pierdan las elecciones del 25 de mayo. Sí, la guerra será uno de mis "temas" electorales. La guerra y el comportamiento de las autoridades, la violencia con la que han ordenado reprimir  a gente de paz, con las manos alzadas como única arma. Claro que vamos a hablar de todo eso, porque queremos libertad. Porque somos personas a las que nos preocupan los espacios verdes de nuestro barrio, pero también las bombas caídas sobre Irak y nuestra propia libertad. Y yo no juego demagógicamente con la palabra "paz", he dicho en varias ocasiones que me repugna la violencia pero que la fuerza puede ser necesaria frente a los violentos. Lo mantengo. Pero me da asco la mentira, el maquillaje del horror y la guerra que a nadie defiende y que es mera expresión de poder y ambición. Un sentimiento compartido con tantas personas que aquí habitan. ¿Por qué olvidarlo el 25 de mayo? ¿Porqué es lo que desea Gallardón? Ellos se lo han buscado, y "se tiene que notar a la hora de votar".

IS.- ¿Tres ideas fuerza para Madrid?
JMM.- Resulta muy difícil resumir tantos problemas y tantas alternativas en tres conceptos. Lo intentaré: Madrid ecológico, para vivir y para convivir, liberado de quienes han hecho de esta ciudad monopolio del transporte motorizado privado, paraíso de los especuladores y cementerio del tejido social y del medio ambiente. Madrid para la libertad, la participación y la cultura, íntimamente unidas, recuperando el tiempo perdido por culpa de individuos como Manzano o Ansuategui, con la complicidad de Ruiz Gallardón y de algunas de sus disparatadas leyes. Madrid social, cooperativo e igualitario, con una apuesta por la igualdad de derechos efectivos, de forma que las instituciones públicas pongan los medios y servicios necesarios, en cooperación con las asociaciones ciudadanas, para que cada persona pueda ver respetada su libertad y atendidos sus derechos básicos.

IS.- ¿Y cinco propuestas concretas?
JMM.- Eso es el más difícil todavía. Durante los cien últimos días de la campaña estamos lanzando una propuesta diaria, algunas han sido presentadas junto a colectivos plenamente autónomos. No pedimos firmas de apoyo, firmamos contratos de responsabilidad política. Además, hemos presentado amplios proyectos respecto a temas como el acceso a la vivienda, la movilidad y accesibilidad en la ciudad, la acción contra los grupos ultras y racistas, el "Madrid 2012", la desarticulación de la locura especulativa encarnada en la operación Chamartín y en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, la energía solar, el "botellón" y la nefasta política "antidroga", etc. Puede verse todo esto en www.mendiluce.org, así que más que hacer un "Top 5", propongo a modo de ejemplo cinco "titulares":
1. Vivienda para quien la necesita: ayuda directa al alquiler de 15.000 viviendas. Hay que subvencionar a las personas, no a "los ladrillos".
2. Otra centralidad para Cibeles: uso compartido del edificio de Correos, ampliando sus actuales funciones para convertirlo en un verdadero Centro de Comunicaciones del siglo XXI y localizando en esa sede un Instituto Municipal del Software Libre, implicado, entre otras cosas, en la creación de un portal ciudadano en Internet, e instalación de la Casa de la Democracia en el espacio actualmente ocupado por el Cuartel General del Ejército.
3. Segundo Plan de Igualdad entre mujeres y hombres, dotado presupuestariamente de forma adecuada y recogiendo las alternativas ya planteadas por las asociaciones de mujeres, así como la incorporación de la perspectiva de género y el dictamen del Consejo de la Mujer en la elaboración y evaluación de todas las políticas municipales.
4. Creación de una Oficina de los derechos civiles y un Observatorio contra el racismo y la intolerancia, y desarrollo de un Plan Integral de la escuela para la integración y la cohesión social.
5. Pacto ciudadano por la movilidad sostenible.
Por ejemplo… pero a veces vale más la voluntad de escuchar y de dialogar que tener "soluciones" para todo. No creo en los programas de 200 páginas, creo en el compromiso con unos valores y en el cumplimiento de los "contratos" con los ciudadanos. Prefiero promover un proyecto de presupuestos participativos que ponerme ahora a asignar números a cada partida.

IS.- ¿Y después del 25 de mayo?
JMM.-  En primer lugar, hay que esperar a conocer qué nos dice el voto de ciudadanas y ciudadanos. En todo caso, lo más urgente será poner en marcha desde el gobierno municipal, que espero sea progresista, las medidas más urgentes para el giro que Madrid necesita. En cuanto a L@s verdes tendremos el reto de constituir un espacio político ajeno a rituales obsoletos y jerarquías anacrónicas, y en eso tendremos que inventar casi todo. Queremos crear una cooperativa de acción política basada en la asociación horizontal entre personas para hacer cosas, no en la afiliación a una estructura piramidal. No sabemos muy bien cómo hacerlo, y nos equivocaremos varias veces. Pero no creo que nos equivoquemos más que si nos adaptásemos a un más de lo mismo, en el que quienes actúan socialmente quedan relegados por quienes dedican todo su tiempo al complot y los "asuntos internos". Eso no nos vale. Así que nos arriesgaremos a explorar.